Vehículos eléctricos unipersonales: tipos y características

8

El tráfico te desquicia cada mañana en el trayecto hasta la oficina, para colmo bajas la vista y observas con desazón cómo tu volumen abdominal ha crecido (otra vez) de forma preocupante tras estas fiestas y encima te gastas tu buen dinero en combustible. Ha llegado el momento de cambiar de hábitos -pero ya se sabe, llevamos un estilo de vida tan ajetreado…-, quizás la solución pase por cambiar de modo de transporte. ¿Por qué no aprovechar ese lapso entre casa y el trabajo para hacer un poco de ejercicio, ser más respetuoso con el medioambiente o ambas?


 

Bicicleta eléctrica.

Quizás es la opción más obvia, gracias a un pequeño motor alimentado por una batería y un sistema que asiste el pedaleo podemos movernos con “gran comodidad” por la gran ciudad. ¿Que por qué las comillas?, bueno, esa comodidad depende en gran medida del diseño de la ciudad en cuestión, porque algunas son aún y por desgracia un infierno para los ciclistas. No hablemos ya de civismo y respeto por las normas de circulación…

Sea como fuere las bicicletas eléctricas son pragmáticas y ergonómicas. Gracias a ellas podemos hacer algo de ejercicio evitando el llegar sudando a mares si la orografía se complica y apestar a nuestros compañeros de trabajo. Un vehículo por tanto saludable, que aporta confort y diversión y que es eficiente. Por si existe la duda, no precisas ningún tipo de permiso ni abonar impuesto alguno. Ahora bien, no son baratas.

Recuerda que según la legislación vigente, una bicicleta no puede sobrepasar los 25 Km/h y su potencia debe ser inferior a 250W. En términos prácticos parece relativamente difícil que “nos pillen” con un vehículo que no cumpla con este requerimiento, pero tampoco sería la primera vez.

Ebook factura luz 2

El precio de una bicicleta eléctrica con una calidad decente empieza en unos 1.000 euros. Hay algunas cooperativas y grupos que organizan compras colectivas para que la inversión sea menor… si te planteas adquirir uno de estos vehículos es una opción a tantear.

No vamos a describir por completo cada tecnología porque requeriría un artículo propio. En esencia todas funcionan más o menos de la misma manera, baste con conocer que hay distintos tipos de motor: delantero, trasero o central.

El delantero es con diferencia el más fácil de montar y si fijas la batería en la parte trasera (trasportín) la distribución de pesos es adecuada, para la ciudad es una solución económica razonable.

El trasero permite mejor maniobrabilidad cuando nos trasladamos a otros modos de conducción que quizás no tienen tanta relevancia en este artículo, pero puedes considerarlos si además deseas salir con tu bici a hacer otras actividades más “agresivas” que trasladarte de A a B por la ciudad.

Los motores centrales por su parte han venido sin duda para quedarse ya que equilibran a la perfección el reparto de pesos, al integrar el motor y la batería en el centro del chasis y en su parte inferior y también son más eficientes… pero son más caros, por lo que volvemos al caso anterior, depende del uso que quieras darle a tu bici.

 

Kit de conversión para bicicleta.

Si la opción anterior se sale de tu presupuesto y ya tienes una bicicleta, quizás la mejor opción sea ésta. En esencia, se trata de kits prediseñados para convertir cualquier tipo de bici convencional en una BPA (Bicicleta de Pedaleo Asistido).

Tienes dos opciones: comprar el kit e instalarlo si eres un poco manitas, o ponerte en manos de profesionales y que hagan lo propio si crees viable que se produzca una deflagración durante el proceso en caso de tomar parte del mismo. Existen muchas, muchísimas opciones y muy escalables, por eso -y ahora fuera de bromas- dejarse aconsejar por alguien con el suficiente bagaje técnico es una buena idea.

Un kit completo incluye el motor, la batería, el controlador, sensores y el acelerador (aunque los hay más complejos con pantalla LCD, navegador… etc). Los más económicos disponen de motor delantero, normalmente la llanta se suministra con el motor ya montado en ella y aparte el resto de componentes, de este modo su instalación en nuestra bicicleta es mucho más sencilla.

Ahondando un poco en lo comentado en el caso anterior, los motores suelen ser de escobillas o brushless. Los primeros poseen una mayor potencia de arranque, pero los segundos, más modernos, no requieren de mantenimiento y suelen ser más recomendados.

Batería bicicleta eléctrica

La autonomía dependerá del kit que escojas, pero suele rondar en los estándar unos 15-25 Km. No obstante en los kits más caros para bicicletas de montaña puede alcanzar los 40Km.

Otra de las ventajas de los kits de conversión es que los motores son compatibles con cualquier batería genérica, algo a tener en cuenta cuando se acaba la vida útil de nuestro sistema de almacenamiento.

Por 500 euros empiezas a encontrar kits bastante “potables”. Es decir, la mitad que en el caso anterior.

 

Patinetes eléctricos, hoverboards, monociclos y otros.

Las ciudades apenas están comenzando a regular su uso, siendo Barcelona la pionera en España. Lo cierto es que actualmente su utilización no está bien reglada en nuestro país, lo que puede traernos ciertos problemas.

Si quieres cumplir con la legalidad vigente y disipar preocupaciones, lo mejor que puedes hacer es consultar en tu ayuntamiento cómo se gestiona este tipo de vehículos a nivel territorial. Dicho lo cual:

 

Patinetes eléctricos

Comienzan a ganar protagonismo en nuestras urbes. Su autonomía ronda los hasta 20-30 km y su velocidad punta se sitúa también entre los 20 Km/h, aunque lógicamente estas especificaciones dependen del modelo en cuestión. Al igual que las bicicletas no requieren de matriculación, seguro o cualquier tipo de pago de impuestos.

Para iniciar la marcha en los patinetes debemos hacerlo de la forma habitual (es decir, con nuestras piernas no eléctricas pero sí fornidas), tras lo cual mediante el acelerador se pone en marcha el motor y ganamos velocidad.

El nivel de confort es menor al de una bicicleta, ya que ir de pie empieza a pasar factura en ciertos trayectos, especialmente si nuestros pies se ven obligados a absorber irregularidades del terreno. Pero son muy fáciles de utilizar y si se agota la batería siempre podemos usarlo como un patinete tradicional, estas dos premisas no se cumplen en el caso de los hoverboard o los monociclos.

Si buscamos bien y no nos importa el comprar algo con cierta demora, podemos hacernos con un patinete eléctrico de marca asiática pero cumpliendo con buenos estándares de calidad por unos 250 euros. Es decir, una de sus mayores bazas es que son sin duda muy económicos.

 

Monociclos eléctricos

Son más… “especialitos”, y requieren de un periodo de adaptación como adelantamos. No todo el mundo está hecho para ir en patinete pero menos para circular con un vehículo de esta tipología. Sobre los monociclos no voy a hablar apenas porque en Nergiza ya se escribió al respecto largo y tendido.

 

Plataformas eléctricas

Parecen sacadas de una peli de ciencia ficción, aunque lo cierto es que fueron los primeros vehículos eléctricos unipersonales en aparecer en el mercado… seguro que si digo “Segway” algo al menos os suena.

Con todo y a pesar de que había quien vaticinaba que se convertirían en el transporte del futuro, su popularización ha sido menor -o más lenta si se quiere- de lo esperado. La marca Segway Inc. inauguró para este revolucionario concepto de movilidad una fábrica capaz de producir 40.000 unidades mensuales, el primer año se fabricaron 6.000.

Cuando la marca china Ninebot comenzó a replicar estos artilugios y recibió una demanda, acabó a la postre adquiriendo la compañía que manufacturaba los Segway –toma con los chinos-.

El hecho es que al margen de anécdotas esta situación parece haber favorecido su disminución de costes, aunque sigue siendo difícil verlos en las urbes más allá de los negocios turísticos y de ciertas aplicaciones como la vigilancia. El hecho de que se sitúen fuera de los conceptos habituales de movilidad también está suponiendo cierta problemática a nivel legislativo por el momento, lo que dificulta su penetración.

En cuanto al funcionamiento de este vehículo giroscópico, inclinando levemente nuestro cuerpo podemos manejarlos, poseen un software inteligente para mantener el equilibrio en todo momento y su autonomía ronda los 30 Km.

El último giro de tuerca ha sido la aparición de modelos más asequibles similares a un Hoverboard frente al clásico concepto de Segway, constan de un “timón” como aparece en la fotografía a la altura de las rodillas, controlándolo con las piernas nos ayudará a realizar maniobras. Estas versiones rondan los 600-700 euros, las convencionales pueden situarse en el doble de precio

 

Hoverboards

Son en esencia plataformas eléctricas sin manillar… o patinetes horizontales autoequilibrados.

Sus prestaciones son moderadas, en comparación por ejemplo con los patinetes eléctricos, y la ausencia de manillar hace que sean más complejos de utilizar. Por otra parte, también son más molestos para el resto de habitantes de la ciudad que un monociclo, por la ocupación de espacio.

Hay quien no termina de verlos como algo más que un juguete y de hecho seguro que no son pocos los que leen estas líneas y piensan en la carta a los Reyes Magos de sus hijos. Por otra parte el hecho de que muchos dispositivos, procedentes del mercado asiático, hayan planteado problemas de calidad respecto a nuestros estándares (lo que propició su retirada en Amazon) también ha arrojado sombras sobre este tipo de vehículos.

Por algo menos de 200 euros puedes conseguir productos de cierta fiabilidad. En mi opinión es preferible a todas luces un patinete, entre otras cosas porque prácticamente a igualdad de precio aporta mayor sensación de seguridad.

En cualquier caso el objetivo es elegir el vehículo eléctrico unipersonal que más se adapte a nuestras necesidades y preferencias (y dentro, lógicamente, de nuestras posibilidades).

Y tu Nergizo… ¿Utilizas alguno de estos vehículos o te lo estás planteando?

8 Comentarios

  1. A veces cuando voy por la mañana a por la BPNA (Bicicleta de Pedaleo NO Asistido) del sistema de alquiler de bicis del Ayuntamiento, veo pasar a un chaval en un patinete eléctrico pero en este caso creo que lleva sillín. No sé qué comodidad aporta teniendo en cuenta el asfaltado reparcheado de las calles, lo mismo lleva algún tipo de amortiguación… Por cierto es mucho más rápido de lo que me imaginaba (más que una bici) y tiene una aceleración muy potente. Este chico va por la calzada, pero no me quiero imaginar el peligro que puede tener si alguien se le ocurre usarlo por encima de la acera.

  2. En mi caso llevo recorridos mas de 1000km con uno de estos patinetes, sobretodo en el trayecto para ir a trabajar. Si en la zona que vives las aceras están mal y son muy pequeñas puede ser algo engorroso, pero para mi ha sido una solución ya que el patinete lo puedo guardar al llegar, cosa que la bicicleta lo veo mas complicado y aparatoso.

    Saludos!

  3. Yo tengo un patinete eléctrico, y la verdad es que es muy cómodo siempre y cuando encuentres una ruta lisa, o te gastes el dinero en un patinete bueno, con suspensión y demás, pero esos de 500 eur no bajan, y ahí no tengo tan claro que salgan los números. De hecho yo no me atrevería a decir que por 250 eur tienes buenos modelos, más bien por menos de 500 te la juegas: puede tocarte uno medio decente, o uno desastroso que dure 15 días, y no hay una forma de sencilla de saber a priori qué caso te tocará. Por suerte o por desgracia, hay pocas marcas consolidades, y la práctica totalidad de estos aparatos (especialmente los baratos) son importaciones chinas de origen bastante misterioso. Unos salen bien, y otros no. Lo dicho, si quieres seguridad, hay que apoquinar 500-600 eur mínimo.

    Otro tema es la legislación. Según la normativa, los patinetes, eléctricos o no, son peatones, por lo que deben ir por la acera, a velocidad de peatón, y en particular no pueden ir ni por calzada ni por carril bici. En la práctica, mucha gente desconoce eso, y se utilizan mal, con los problemas de convivencia que genera, y que han hecho que muchas ciudades estén legislando “cortando por lo sano”, directamente prohibiendo los patinetes eléctricos en todo lo que no sean vías privadas (que lo uses en el pasillo de tu casa, vamos). Por eso hay que informarse muy bien tanto de la legislación de nuestra ciudad, como del “ambiente”, de cara a legislaciones futuras. Por ejemplo, si vivimos en un sitio medio turístico donde se alquilan patinetes eléctricos de gran potencia a turistas que se dedican a hacer florituras en diversos estados etílicos, yo no me la jugaría comprando un trasto de estos, porque los van a prohibir casi seguro en algún momento.

  4. En mi ciudad los patinetes y los que llevan solo patines circulan por el carril bici ya que van a más de 5 km/h que es la velocidad de los peatones andando. Así está establecido en la ordenanza, y no veo ningún problema. No se que saldrá dentro de poco en la nueva normativa que está preparando el gobierno y que lleva en el cajón unos cuantos años. Pero tal y como gestionan seguro que no deja contento a nadie.

  5. Buenas Nergizos en general, yo por suerte (o eso creo) soy usuario de varios vehículos citados en este interesante post y quería dar mi opinión desde mi pequeña experiencia. Por suerte tengo alguno de estos artefactos y he podido probar algunos mas porque con el chico que tiene una tienda de todo esto aqui en Alicante me llevo muy bien, jeje
    Mi primer vehículo de transporte unipersonal fue y sigue siendo un monociclo a batería que con una auxiliar tiene unos 24-25km de autonomía (ya tiene mas de 1200km) para mi es ideal según para recorridos urbanos de media distancia, callejeando a pie te lo pensarías o serian demasiado largas, el tiempo se reduce a algo menos de la mitad que a pie (incluso menos segun lo que aprietes y lo adaptado que este el terreno). Para recorridos de una distancia superior a 5km o por un carril bici recto es muy pesado ir con la rueda ya que “no corre” la velocidad maxima se supone que es de 18km/h pero a partir de 12km/h se empiezan a levantar los pedales y se hace incomodo, por mucho que te pelees con la maquina yo por lo menos no consigo pasar de 17km/h pero para ir cómodo la velocidad optima-máxima seria de unos 15km-h, si vas muy despacio consumes mas bateria que si vas a media velocidad, 10-12km/h seria la que mas autonomía da. Es un vehículo que me parece genial lo llevo conmigo por toda España, con lo plegable que es se puede esconder en cualquier rincón. Lógicamente los hay mas rápidos, con mas bateria… etc etc, estoy deseando encontrar el momento de hacer el cambio y pillar una mas cañera no solo es autonomia y velocidad sino mas potencia de motor.

    Hace unos meses también compre 2 patinetes de la marca Joyor modelos F3 y F5s los chasis son idénticos, pero hay algunos cambios a nivel de batería y motor el F3 que es el de mi chica son 350w de motor y 36v con una bateria suficiente para unos 35-40km de autonomía y velocidad máxima de casi 40km/h, el mio es el F5s con motor de 500w y bateria suficiente para unos 50-55km de autonomía y velocidad máxima similar a la del F3. Logicamente la autonomía se reduce según la el recorrido y si vas mucho tiempo con el acelerador a tope, en el mio muchas veces voy con el peque y entre los 2 estaremos proximos a los 135-140kg y nos mueve con relativa soltura.
    Como he comentado anterior mente he probado los mini ninebots que son casi tan bueno y manejable como el monociclo, con sus ventajas no te tienes que bajar en los semaforos por ejemplo y el tiempo de aprendizaje es menor y sus desventajas que es mas aparatoso y para subir y bajar bordillos tiene que tener un escalon mas pequeño.
    Los ninebots elite (son demasiado incomodos y pesados) no los consideraria mas que un vehiculo recreativo para excursiones guiadas y poco mas.
    Patinetes inmotion Lively esta muy bien, es muy bonito muy grande y aun siendo plegable ocupa mucho corre menos que los joyor pero el diseño hay que reconocer que es mas bonito 20-25km de autonomía y 25km/h de velocidad máxima.
    Inmotion p1-p1f con apariencia de bici pero en realidad es como un patinete ya que no tiene pedales cuando te quedas sin bateria pues a darle remo a los pies como los niños con las bicis sin pedales jeje.
    Patinetes JD bug y JD city, uno es con transmision secundaria motor de escobillas velocidad maxima 12km/h (diria que ridicula), muy pesado y autonomia 6-7km, el otro se le supone mejor tecnologia motor integrado en la rueda sin escobillas 350W pero muy poca autonomia y muy poca velocidad máxima 20-22km/h sin ni un misero marcador de velocidad para el precio que tiene me parece carisimo.
    Patinetes ninebot, estan muy bien acabados a un precio “razonable” buen acabado, buena autonomia y una velocidad maxima de 25km/h que ya esta muy bien.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here