Hibernación: Esto sí que es ahorro de energía

1

Siempre que escuchamos las palabras mágicas “ahorro de energía” nos viene a la cabeza la imagen de una bombilla de bajo consumo, un electrodoméstico clase A o una placa solar, pero la naturaleza va mas allá que todo esto. Hoy voy a hablar de la hibernación, el stand-by de los seres vivos.

celulas con boton de stand-by

La hibernación es un estado de hipotermia regulada durante un determinado periodo de tiempo (generalmente en invierno) que permite a los animales conservar su energía durante una época.

Durante la hibernación el metabolismo de los animales de sangre caliente se ralentiza para ahorrar energía, con lo que disminuyen la temperatura corporal (bajando en muchos casos de 33ºC a 5ºC) y la frecuencia respiratoria a unos niveles muy inferiores a los normales, lo que permite ir usando gradualmente las reservas energéticas previamente almacenadas llevando a una gran perdida de peso.

Los osos, por ejemplo, cuando entran en la hiperfagia, etapa en la que se alimentan justo antes de la hibernación, necesitan consumir 20.000 calorías por día, diez veces las necesidades energéticas de una persona normal. Además, su capa de grasa puede aumentar unos 15 o 20 cm de espesor.

Factura luz

La hibernación es una hazaña biológica increíble ya que no sólo no daña los órganos de estos animales si no que los hace más fuertes.

Y ahora pararos unos segundos y pensar… ¿Y si los humanos pudiésemos hibernar? A más de uno seguro que le parece una fantástica idea, aunque solo sea por no verle la cara al jefe, suegra, vecino…durantes unos meses, o para dejar de ir a la compra todas las semanas 😉

oso hibernando en cueva

Igual no es una idea tan descabellada… De hecho, existe el caso de un hombre de 35 años que fue rescatado después de estar cubierto de nieve durante 24 días en una ladera de una montaña en Japón. Parece que sobrevivió gracias a un  estado llamado animación suspendida: Sus órganos se cerraron, su temperatura corporal descendió  y su metabolismo se desaceleró casi a un punto muerto.

Esto fue un caso accidental pero es interesante saber que existe un primate que es capaz de hibernar: el lémur enano. Debido a que los lémures son genéticamente muy similares a los humanos, estos animales puede que un día nos enseñen a hibernar. Como de momento esto no parece que vaya a ser la solución, algunos científicos ya llevan tiempo estudiando  la clave para la animación suspendida.

El biólogo celular Mark Roth considera que un compuesto gaseoso llamado sulfuro de hidrógeno podría ser la respuesta para la animación suspendida. El sulfuro de hidrogeno actúa como el monóxido de carbono y bloquea las reacciones químicas que permiten la respiración celular.

Se llevaron a cabo experimentos en ratones en los que se observó que la inhalación de  grandes dosis de gas de sulfuro de hidrógeno paraliza los procesos metabólicos, reduciendo significativamente la temperatura corporal (estado de hibernación que finaliza tras administrar horas mas tarde aire normal sin causar daños adversos). Puedes ver un vídeo en TED de la charla de Mark Roth sobre este tema.

persona saliendo de hibernacion en pelicula futurista

Algún día, los investigadores esperan que este gas se pueda utilizar para inducir la hibernación en los seres humanos, lo que podría abrir nuevas posibilidades para grandes viajes espaciales, la medicina moderna, transplantes, heridos en guerras… las aplicaciones serían ilimitadas.

1 Comentario

  1. La verdad es que sería una revolución tremenda en temas como la exploración espacial. En vez de montar un hábitat del copón para llevar 3 personas a Marte, podrías meter una docena de nichos en una navecita de las actuales, y listos.

    Eso sí, a mi mente malpensada se le ocurren también aplicaciones más malévolas. Por ejemplo, que en tiempos de crisis el estado hiberne a los desempleados de larga duración, para evitar que se mueran de hambre y maquillar las cifras del paro. O nuevas formas de contratación en las empresas, en plan “yo te tengo hibernado, y cuando te necesite te descongelo” :-). Hasta podría ser un tipo de ERE nuevo: te pago la mitad de la nómina, y tú te congelas 5 años. Todos ganan: la empresa se ahorra nóminas, y el empleado no se tiene que preocupar por llegar a fin de mes y encima al despertar se encuentra todo el dinero acumulado.

    En fin, que algo así sería revolucionario en todos los sentidos, y está claro que cambiaría la sociedad en la que vivimos.

    Thumb up 1 Thumb down 1

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here