Maíz como biocombustible ¿nos dejará sin palomitas?

10

El maíz, además de permitirnos disfrutar de una película con unas buenas palomitas, también aporta a nuestras vidas muchas otras utilidades de las que sacar provecho, como son el autoconsumo en familias campesinas, fabricación artesanal de diferentes objetos (canastas, sombreros…), usos medicinales y cosméticos… pero el que más interesará a los Nergizos y del que vamos a hablar hoy es el uso del maíz como biocombustible.

campo de maiz

El biocombustible o bioetanol se obtiene gracias a la fermentación de los azúcares del maíz. Este proceso es más costoso que en el caso por ejemplo de la caña del azúcar, ya que el maíz posee azucares complejos (almidón) que primero tienen que pasar a azucares simples para poder ser fermentados.

Desde hace más de un siglo se investiga la producción biocombustible a partir de este cereal. De hecho en 1908, cuando Henry Ford diseño su primer automóvil, ya impulsó el empleo de etanol fabricado a partir de fuentes renovables, llegando a promover la construcción en 1930 de una planta de fermentación llamada “gasohol” para fabricarlo a partir de maíz y usarlo así como combustible de motores. Pero en la década de 1940, los bajos precios del petróleo llevaron al cierre de la planta de producción de etanol, y el gasohol fue reemplazado por el petróleo.

Hoy en día el etanol se emplea en mezclas de distinta concentración para obtener biocombustibles que sean menos contaminantes, siendo las más comunes el e5, e10 y e85 (gasolina con un 5% de etanol, 10% y 85% respectivamente). Este último, el e85, es difícil de encontrar en las gasolineras, de hecho Brasil (donde el etanol procede de la caña de azúcar) es el único país del mundo en el que todas las estaciones de servicio disponen de un surtidor de e85. También es importante saber que la mayoría de los coches necesitan modificaciones para poder usar e85, pero no para usar e10 ó e5.

Factura luz

tira cómica sobre biocombustible

Desde hace algún tiempo científicos gallegos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y químicos de la Universidad de Vigo están volcados en el estudio y perfeccionamiento del maíz como biocombustible a partir de la hoja, tallo y zuro (corazón de la mazorca).

Lo que se persigue es la obtención de la mayor cantidad posible de etanol a partir únicamente de los residuos de cosecha. Como nos ha contado el investigador principal del estudio, Bernardo Ordás López,”la idea es producir plantas en las que el grano se aproveche para el alimento, mientras el carozo, el tallo y hojas se aprovechen para generar energía evitando así la competencia entre el uso alimentario y energético”.

Aquí os dejo algunas preguntas que le hemos hecho a Bernardo Ordás con las que entenderemos un poco mejor el proyecto que está llevando a cabo;

¿Qué modificaciones tienen lugar en la planta para la optimización de la obtención del etanol?

Nosotros únicamente hacemos mejora genética utilizando la variabilidad existente en el maíz ,no hacemos transgénesis ( introducir un gen de otra especie en el maíz). Una variedad adecuada para doble aprovechamiento alimentario y energético tiene que producir una alta cantidad de hojas y tallos, además de grano (toneladas de biomasa por hectárea). Además, en una variedad apropiada para uso energético debe ser fácil obtener el bioetanol a partir de su biomasa (Litros etanol/kg de biomasa seca).

maiz no modificado genéticamente

¿Cuáles son los resultados obtenidos hasta ahora en base a los trabajos realizados? De las variedades con las que habéis trabajado, ¿Cuáles tendrían mayor capacidad energética?

En un primer estudio hemos comparado diferentes variedades de maíz incluyendo variedades locales de diferentes partes de España, de Estados Unidos e híbridos comerciales. Los resultados preliminares muestran que hay variación genética para características relevantes para la producción de bioetanol y algunas variedades locales podrían tener propiedades interesantes a este respecto.

A la hora de elegir una variedad se deben tener en cuenta características como:

  • El ciclo del maíz: En condiciones óptimas (30 ºC) el crecimiento es rápido, esto le permite alcanzar alturas de 2,5 m con un tallo rígido y sólido. Un factor muy importante es el agua ya que no debe someterse a la planta a estrés hídrico en la floración ya que es el periodo crítico para la fijación de los granos.
  • Humedad: Alguna de las mejores variedades como Faro y Lancaster tienen una humedad en recolección alta. Otras como Lazcano no producen tanto pero tienen una menor humedad en recolección que puede ser interesante a la hora de almacenamiento y transporte de la biomasa.
  • Uso de fertilizantes: Se está viendo, explica Bernardo, que el maíz Stay Green (capacidad de permanecer verde) puede tener tolerancia a ser cultivado con menos nitrógeno, es decir, con menos fertilizante. Con el Stay Green, la paja y hoja permanece más tiempo verde lo que pensamos que puede tener así mejores características para la energía

No cabe duda de que los biocombustibles son una fuente de obtención de energía limpia y renovable, pero, ¿Tienes constancia de exista alguna empresa en Galicia que esté desarrollando comercialmente esta actividad?

En Galicia hay alguna empresa que obtiene etanol a partir de grano de cereal pero ninguna, que yo sepa, a partir de residuos de cosecha.

Aunque España es uno de los principales países productores de etanol, su consumo en automoción es realmente bajo, llegando sólo al  1%, por lo que en un intento de impulsar el consumo se ha pedido a los fabricantes de automóviles que declaren compatibles los motores de sus coches para el uso de bioetanol de baja composición.

Los ayuntamiento de varias ciudades ya ha incorporado vehículos a sus flotas que  funcionan con combustible E-85 (85% de etanol y 15% de gasolina).

Os dejo un mapa de la localización de las gasolineras que a día de hoy suministran bioetanol en España. También puedes consultar el mapa interactivo del MIET y seleccionar Bioetanol en el desplegable “tipo de carburante”.

gasolineras con bioetanol en España

10 Comentarios

  1. El problema de los biocombustibles es que están utilizando tierras de cultivo para generar gasolina, y eso tiene consecuencias bastante feas. Por ejemplo, creo que fue en Brasil que subió el precio de la torta de maíz porque para los agricultores era más rentable “cultivar” biocombustibles que comida, y al haber menos producción los precios subieron.

    Otro gallo cantaría si hablamos de cultivos que usan técnicas no convencionales. Por ejemplo, usar acuicultura con algas.

    Thumb up 1 Thumb down 0

    • Jesús del post me ha parecido entender que en este caso lo que quieren usar para hacer el biocombustible no es el grano comestible, sino los residuos de hojas, tallos, raíces,…

      Thumb up 1 Thumb down 0

      • Hojas… tallos… raíces… lo que comen los cerdos que dan buenos chorizos y buenos jamones, como dijo el doctor Gregorio Marañon: El cerdo ha salvado mas vidas que la penicilina

        Si quitamos el alimento al ganado ¿que vamos a comer? todos vegetarianos? habrá que cultivar mas tierra para comer y menos para biodiesel!

        Thumb up 1 Thumb down 0

  2. Antes de nada agradecer vuestros comentarios a los que no les falta razón. Es un tema delicado ya que es difícil conseguir un equilibrio y no provocar competencia entre el uso como biocombustible y el uso alimentario, ya sea humano o animal. Pero tampoco nos debemos olvidar de que es necesario y urgente encontrar otras fuentes de las que se pueda obtener combustibles de forma eficiente y lo más respetuoso posible con el medio ambiente ya que el petróleo además de causar conflictos económicos, políticos y sociales y ser el responsable de numerosos catástrofes medioambientales……es finito.

    Thumb up 3 Thumb down 0

  3. ¿Merece la pena tratar de obtener etanol de los residuos? ¿No es más práctico quemar la broza y obtener electricidad directamente?

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • No soy experto, pero sé que hoy en día un destino habitual y rentable para la biomasa es la cogeneración, (quemarla en la caldera de una fábrica que necesite simultáneamente vapor y electricidad para su proceso, por ejemplo una fábrica de papel) Pero por temas de rendimiento en la combustión, solo suelen aceptar biomasa de relativamente alto poder calorífico por unidad de volumen: restos leñosos, huesos de aceituna, piñas de pino,… Las hojas y tallos herbáceos verdes no son bien recibidos, (mucho volumen, transporte caro y poco calor de combustión)
      La única gracia que yo le veo al hecho de convertir los residuos en combustible líquido es que se puede usar en la automoción y en la aviación y ahorrar algo de petróleo. (Yo diría que el combustible líquido siempre será necesario, al menos durante muchos años, como mínimo en aviones)
      Ni idea del rendimiento que se obtiene en ese tipo de instalaciones de biocombustibles. Actualmente en España rendimiento económico seguro que no mucho, porque suelen estar subvencionadas. A la larga podrían resultar rentables, conforme se vaya agotando el petróleo y vaya aumentando de precio.
      Si mientras tanto se realiza I+D en esas instalaciones, (que siempre deben situarse cercanas a donde se origina el residuo para no perder una fortuna en transporte), en vistas a ir mejorándolas continuamente, pues bueno, es cuestión de ir avanzando, aunque a día de hoy aún no sean rentables,… Saludos

      Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Creo que la producción de biocombustibles solo se justifica cuando se realiza a partir de residuos. Cuando se hace un cultivo exclusivamente para producirlos, no tiene sentido, ya que la TRE es muy baja y la emisión de CO2, considerando todo el proceso: cultivo, producción y utilización es similar que la de los combustibles fósiles. Además está la competencia indeseable en el uso de la tierra entre alimentos y combustibles. El uso del marlo y residuos del maiz es interesante y es en esta nota donde me entero de esa posibilidad. Cuando de usan sólo los granos del maiz, la TRE es menor que 1. La caña de azucar, que los brasileños dicen que tiene una TRE de 8, es porque la calculan mal, ya que ellos solo consideran en la energía invertida a la fósil. Si la calcularan bien les daría 2, en lugar de 8.

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • Aunque a mí tampoco me parece bien cultivar vegetales para producir biocombustible, justamente el CO2 no es un problema, ya que el mismo CO2 que se emite al quemar el biocombustible es el que se ha “asentado” de la atmósfera cuando crecía el cereal. Otra cosa es el efecto negativo que pueda tener para las personas tantas emisiones de CO2 concentradas en las ciudades, pero a efectos de cambio climático no es perjudicial en absoluto.

      Thumb up 0 Thumb down 0

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here