Termogénesis: consumir calorías comiendo

9

Es habitual que asimilemos la acción de comer con aportar energía a nuestro cuerpo, pero existe un efecto llamado termogénesis de los alimentos, que muchas veces no se suele tener en cuenta a la hora de evaluar o comparar alimentos. Por ello hemos considerado interesante explicar este concepto en Nergiza.

carne

La termogénesis o efecto térmico de los alimentos se define como el proceso de generación de calor debido a la metabolización de los alimentos que ingerimos. Esta generación de calor lleva asociado un consumo energético, el cual es diferente según el alimento que hayamos consumido. En general, este gasto calórico es más alto en el caso de las proteínas y más bajo en el caso de la grasa, en cuanto a los carbohidratos quedarían en el medio de los dos.

Para ilustrar un poco más, tomemos por ejemplo los siguientes alimentos:

  • 100 gramos de carne de ternera: 132kcal
  • 15 gramos de aceite de oliva: 135kcal

Estos datos son los que se usan habitualmente para etiquetar alimentos. Aunque puede parecer que el aporte energético a nuestro cuerpo es similar, en realidad no es así, el efecto termogénico hace que nuestro cuerpo consuma más energía para asimilar las proteínas de la carne que la grasa del aceite, por lo tanto si hacemos un balance, el aporte calórico global de la carne podría ser inferior diga lo que diga la etiqueta.

Para hacernos una idea de que porcentajes estamos hablando, en el caso de la grasa o los carbohidratos, el gasto energético producido por la termogénesis sería de un 5-15% sobre la ingesta calórica, y en el caso de las proteínas de alrededor de un 30%.

termogenesis

También el grado de procesamiento del alimento puede influir en este efecto: más procesado implica menor consumo energético ya que nuestro cuerpo necesita menos energía para asimilarlo. Por ejemplo, un zumo de naranaja sería más sencillo de metabolizar que una naranja completa, la cual tendría un consumo calórico superior a la hora de asimilarla.

Aunque creemos que está completamente claro, es conveniente destacar que el consumo calórico de este efecto siempre será inferior al aporte energético de lo que comemos. No existe ningún alimento que al comerlo nos reste energía en vez de aportarla.

Para potenciar el proceso termogénico y aumentar el consumo calórico de éste, existen algunos alimentos que pueden ayudarte como la cafeína, pimienta roja,  jengibre, yerba mate, etc. Además también existen productos más “artificiales” en forma de comprimidos con el mismo objetivo.

aceite

En este post hemos hablando de la termogénesis refiriendonos a la termogénesis de los alimentos, además existen otros tipos de termogénesis:

  • Termogénesis obligatoria o metabolismo basal: el mínimo para que nuestras células subsistan
  • Termogénesis de la actividad física
  • Termogénesis adaptativa: la que se produce cuando nos exponemos al frío

Todas ellas representan una generación de energía térmica utilizando como combustible la energía que se encuentra en nuestro cuerpo (almacenada o de los alimentos).

9 Comentarios

  1. Este es uno de los motivos de la “ineficiencia” energética de obtener energía desde las proteínas y como generalizar un tipo de alimentación hiperproteica es insostenible, no sólo por los gastos energéticos medioambientales de obtener X Kcal de proteínas (respecto a otros macronutrientes) sino que encima se aprovecha menos.

    No se puede tener la perspectiva del adelgazar sesgando la situación global general.

    ¡Enhorabuena por elegir este tema!

    Thumb up 5 Thumb down 1

    • Cierto, a nivel global no sería sostenible, incluso en algunas regiones seguramente resultase casi imposible.

      Buen aporte, y buen blog también, nos lo apuntamos para visitarlo habitualmente !!!

      Thumb up 1 Thumb down 2

  2. Saludos;

    Como licenciado de Educación Física el tema me interesa bastante, pero debo decir que faltan las fuentes consultadas para poder contrastarlas y aprender más.

    Gracias.

    Thumb up 1 Thumb down 1

  3. Supongo que la temperatura del alimento también influirá, si como un helado a 5 grados bajo cero, mi cuerpo tendrá que gastar energía hasta calentarlo a la temperatura del estomago

    Thumb up 1 Thumb down 1

    • Hola Ricardo, vamos a analizar un poco más lo que dices:

      Supongamos que tomamos un polo que es en su mayoría agua (120ml).

      Tendremos que consumir la energía necesaria para descongelarlo que serían aproximadamente 11Wh, y luego la energía para pasarlo de 0ºC a 37ºC que serían aproximadamente 5,2Wh. Harían un total de 16,2Wh lo que son unas 14kcal.

      Ahora el problema es conocer el rendimiento del cuerpo humano la hora de calentar este alimento, que supongo que no será muy bueno.

      Espero que al leer esta respuesta a nadie se le ocurra comer hielo para consumir unas calorías extra. 🙂

      Thumb up 0 Thumb down 1

      • Bueno este es un dato curioso y ya hay varios estudios sobre el tema, y aunque sí es cierto que el cuerpo necesita consumir más calorías si se ingiere un alimento frío a uno caliente, pero por el contrario si lo que queremos es perder peso es mucho mejor ingerir alimentos calientes ya que facilita la quema de grasa (digamos que es como si queremos limpiar una sartén con grasa es mas fácil si está caliente que si está fría)
        Un saludo!

        Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Hola

    Excelente articulo!
    Solo queria puntualizar que si que existe un alimento “caloricamente negativo” y es el apio; nuestro cuerpo gasta mas energia digiriendo el apio que la que este aporta.

    Un saludo!

    Thumb up 0 Thumb down 2

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here