Ajustar un calefactor con termostato, ¿seguro que sabes cómo hacerlo?

16

Cuando vemos un calefactor eléctrico con sólo dos mandos, lo primero que pensamos es que no puede ser muy difícil de manejar, y no lo es. Pero ¿tenemos claro qué hace exactamente cada mando? ¿de qué manera ajustarlos mejor?. En este artículo vamos a repasar algunos conceptos básicos que seguramente ya conocerás, aunque puede que te lleves alguna sorpresa.

dudando en mandos de termostato

 

Las potencias

El mando que parece que es para encenderlo es eso, un botón para encender el calefactor. En el caso de que tenga varias posiciones, lo que hace cada posición es encender más resistencias. El ejemplo de la imagen superior tiene dos resistencias de 1.000 W cada una. En la posición I se enciende una resistencia, y en la posición II se encienden las dos. Es decir, que si lo ponemos en I tenemos un calefactor funcionando a 1.000 W, en II lo tenemos funcionando a 2.000 W (y consumiéndolos) y en O sólo sirve para decorar la habitación. Hay otros modelos en los que cada resistencia se puede encender individualmente y otros en los que las resistencias son de distintas potencias.

Mandos individuales de resistencias

 

El termostato

Un termostato es un dispositivo que desconecta el calefactor cuando la temperatura de la habitación (Th) es mayor que la temperatura que marcamos en el termostato, llamada temperatura de consigna (Tc), y lo vuelve a encender cuando Th es menor que Tc, logrando que Th se mantenga aproximadamente constante.

El sensor que mide la temperatura de la habitación suele estar en el propio aparato, lo que no es muy recomendable pero es más barato que ponerlo en la pared. Por esta razón, la medida de la temperatura de la habitación (Th) no es muy precisa que digamos, por eso en el termostato no suele estar indicada la temperatura de consigna en grados (ºC) sino un gradiente, una línea que se va haciendo más gorda hacia uno de los lados, con la que podemos ajustar la temperatura de consigna (Tc) a ojo. Un termostato con el sensor en la pared sí permite ajustar la temperatura que deseamos en ese punto de la habitación en grados centígrados, pero por su coste es más propio de sistemas de calefacción centralizada.

Termostato digital de pared

Entendamos con un ejemplo lo que hace el termostato. Si ponemos nuestro calefactor de 2000 W a funcionar con las dos resistencias encendidas y el termostato en 24 ºC, mientras la Th (temperatura de la habitación) sea menor que 24ºC el calefactor funcionará a tope, consumiendo 2000 W. En cuanto se alcance la temperatura, el calefactor se apagará. Y cuando la temperatura de la habitación baje, el calefactor volverá a encenderse, consumiendo 2000 W. El termostato no regula la potencia del aparato, sólo lo enciende o lo apaga en función de la temperatura que mide. Existe un termostato llamado modulante que sí es capaz de modificar la potencia, que si queréis podemos verlo otro día y comentar sus ventajas, pero como es caro es difícil verlo en este tipo de calefactores.

 

La carga térmica

Calentar una habitación cuando hace frío es como intentar llenar una botella con agujeros: cuanto más la llenamos más rápido se vacía. En este símil, la altura del agua en la botella equivale al salto térmico -la diferencia de temperatura entre la temperatura exterior (Te) y la temperatura de la habitación (Th)-. Las fugas de agua equivalen a las fugas de calor por el aislamiento -o falta de él- de paredes y ventanas.

Botella con agujeros

Si en la boca de esta botella ponemos un grifo y lo abrimos un pelín, el nivel empezará a subir hasta que se salga tanta agua por los agujeros como agua cae del grifo, y entonces el nivel de agua se quedará en equilibrio. Si abrimos el grifo un poco más -más caudal-, volverá a subir el nivel poco a poco hasta que alcance una nueva altura y no pueda subir más porque a esa altura se escapa tanta agua como la que cae.

Al calentar una habitación ocurre lo mismo. Si ponemos una resistencia pequeña, la temperatura interior sube hasta que el calor que se escapa al exterior es el mismo que el que proporciona la resistencia. Para que la temperatura de equilibrio sea mayor, hay que poner un calefactor con más potencia. Al calor que se escapa le llamamos carga térmica.

Dicho con más propiedad, la carga térmica (Q) depende del salto térmico (Te – Th) y de lo malo que sea el aislamiento. La potencia térmica necesaria variará según la carga térmica, así que cuanto más frío haga en el exterior y peor sea el aislamiento, mayor potencia necesitaremos en el calefactor para mantener la temperatura interior confortable.

 

Ajustes

Al principio la casa estará muy fría, así que pondremos la potencia al máximo para que caliente rápido. Si no sabemos en qué posición poner el termostato, porque no tenga marcada la temperatura, al principio lo pondremos al máximo también. Una vez que la temperatura en la habitación sea la que deseamos -podemos medirlo con un termómetro para no pasarnos mucho- bajaremos la temperatura del termostato justo hasta donde se apaga el calefactor y ya no lo tocaremos más. La forma de saber que se ha apagado es que se desconecta la típica luz indicadora o, a falta de esta, el clic que hace la rueda del termostato al girarla.

Ten en cuenta que si al calefactor le falta potencia, no se alcanzará la temperatura de consigna nunca, por mucho que subas el termostato.

Una vez alcanzada la temperatura de equilibrio conviene, si es posible, bajar la potencia del calefactor. Nos daremos cuenta de que la potencia del calefactor es excesiva cuando se pasa más tiempo apagado que encendido. Si la potencia es excesiva tendrás diez años de mala suerte, por un lado podemos tener problemas con el ICP al querer conectar otros aparatos, y por otro, el golpe de tensión cada vez que enciende el aparato puede ser perjudicial para el resto de aparatos eléctricos conectados y para la vida útil del calefactor.

Pero ojo, si bajamos demasiado la potencia bajará también la temperatura y nos daremos cuenta porque el calefactor no llegará a apagarse nunca o, si baja demasiado, porque pasaremos frío.

Chico pasando frío

16 Comentarios

  1. Bueno, yo es así como lo uso siempre, y es como viene en las instrucciones, esas que nadie lee pensando que el sistema es tan simple que no hace falta. Y lo que no sabe la mayoría es que muchos calefactores llevan una protección contra congelación. Los pones en una habitación en la que debas proteger algo de la congelación (trastero, garaje…) y el termostato que mencionas al mínimo. Entonces, se enciende sólo cuando la temperatura baja de cero grados (aproximadamente).

    Thumb up 0 Thumb down 1

  2. Mí problema es distinto.
    El Calefactor se apaga solo mucho antes de haber calentado el baño y no se puede volver a encender hasta que no pasa mucho rato. Eso viene ocurriendo desde hace un tiempo, aunque tengo la impresión de que cada vez dura menos encendido.
    ¿Como saber si el problema es del termostato? ¿O será por qué la TºC ambiente es más alta,cerca ya del Verano? ¿Se puede recalibrar el termostato o puentearlo?

    Thumb up 10 Thumb down 3

    • Eso es el termostato. A mi me pasa con un Rowenta de 2000 W. Si lo pongop a 1000 sin problema. Si lo pongo a 2000, se paga pronto, y tarda tanto en volver a encenderse que ya has terminado de bañar a los niños. Y lo limpio bien para que no se recaliente (no tiene pelusas ni nada obstruyendo el flujo de aire).

      Thumb up 0 Thumb down 0

    • Eso será seguramente el termostato de seguridad, no el de regulación. Revisa el aparato porque si salta el termostato de seguridad puede ser peligroso, no se te ocurra puentearlo.

      Normalmente sucede en convectores donde no hay flujo de aire por diversos motivos: ventilador averiado, resistencias sucias que no permiten el paso de aire, etc..

      Thumb up 0 Thumb down 0

      • Si, es el mismo aparato que en el caso de Jose.
        Como no está sucio, ni obstruido, entiendo que será en termostato de seguridad…
        Gracias.

        Thumb up 1 Thumb down 0

    • mi problema es el mismo mi calefactor se apaga a los 2 o 3 minutos de ponerlo antes de calentar el baño hay alguna solución, hay algún calefactor que no se apague en tan poco tiempo

      Thumb up 2 Thumb down 0

  3. Me pasa lo mismo que a los anteriores, lo enchufo y está funcionando unos 5 minutos, luego se apaga y ya no enciende. El calefactor es marca Fagor, Mod. TRV–
    220 M.

    Thumb up 2 Thumb down 0

  4. hola, tengo un calefactor HJM en frío funciona iendo, en calor se apaga a los dos minutos, quiero saber si tiene solución

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • Imagino que te está fallando el sensor del termostato. Supongo que se puede reemplazar, pero ignoro si existen repuestos para ese calefactor y lo más probable es que la reparación te cueste más que uno nuevo.

      Thumb up 0 Thumb down 0

    • Lo más seguro es que esté lleno de pelusa, y al haber poco flujo de aire, se recaliente. Si no te atreves a desmontarlo para limpiarlo, desenchúfalo y usa un pincel y un aspirador, para desprender las pelusas y aspirarlas.

      Thumb up 0 Thumb down 0

  5. Yo tengo un calefactor HJM split modelo 635 que está nuevo. Si lo pongo encima de la mesa funciona sin problemas y si lo cuelgo en su posición para la que viene diseñado se para a los dos minutos y no arranca más hasta que lo paro y lo vuelvo a encender. ¿Que le puede estar pasando?, he pensado en puentear el termostato de seguridad pero me da mal rollo, ¿Que puedo hacer?

    Un saludo y gracias de antemano

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • No tiene pinta de ser el termostato. Si lo fuera, tendrías que esperar a que se enfriara antes de poder volver a usarlo. Más bien parece problema de la fuente de alimentación, o algún circuito electrónico sobrecalentado. Si está nuevo, intenta que te lo miren en garantía.

      Thumb up 1 Thumb down 0

  6. Por circunstancias ya no esta en garantía y lo que hace es muy raro. Si fuera un circuito pasaría lo mismo en todas las posiciones no. Cuando para no deja arrancarlo hasta pasado un rato largo. Y solo uso la posición 1 que es la de menos potencia.

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • Si tienes que esperar a que se enfríe, entonces sí puede ser el termostato. Te había entendido que te bastaba con apagarlo y volverlo a encender para que funcionara. Imagino que sobre la mesa tendrá mejor ventilación.

      Thumb up 0 Thumb down 0

  7. La cosa es que luego si no lo paras ya no vuelve a arrancar. Aunque la sala se enfríe. Y no se que hacer para solucionarlo. Es para colgar y si se cuelga le pasa esto aunque respetes las medidas aconsejadas en su libro de instrucciones

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • Tal como lo veo tienes dos opciones:
      1. Llevarlo al servicio técnico a que te pongan un termostato de seguridad menos sensible.
      2. Evitar que se sobrecaliente, no lo cuelgues demasiado alto y trata de que quede algo de espacio -una cámara de aire- entre el aparato y la pared. El aire caliente normalmente sale hacia arriba, tenlo en cuenta.

      Thumb up 0 Thumb down 0

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here