Cambiar caldera de gas ¿Qué tengo que tener en cuenta?

Cambiar caldera de gas

Estabas tan contento con tu vieja caldera de gas hasta que un día empiezan las averías, después de varios presupuestos decides que lo mejor es cambiar la caldera, pero no acaba todo ahí: ¿Qué tipo de caldera? ¿Qué marca? ¿Puedo usar la chimenea existente?

Cambiar caldera de gas

Como está siendo habitual que nos preguntéis sobre el tema de cambiar la caldera en el foro, vamos a contestar las dudas más frecuentes.

 

¿Qué calderas podemos instalar?

Desde 2015 la normativa obliga a que todas las calderas sean de condensación, debido a su mayor rendimiento respecto a las calderas tradicionales. Una caldera de condensación se diferencia de las otras en que el vapor de agua que contienen los productos de la combustión es condensado dentro de la caldera, de manera que devuelve parte del calor antes de ser evacuado, aumentando la eficiencia.

Un técnico con carnet de RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios) determinará la potencia calorífica que necesita la vivienda. Si vamos a cambiar una caldera existente, en principio habría que poner una de la misma potencia.

Chimenea caldera de gas

 

¿Es compatible la caldera de condensación con mi instalación tradicional?

Sí y no. Las calderas de condensación, para poder trabajar en modo condensación, necesitan una temperatura de calefacción muy baja, sobre los 35ºC. Los sistemas tradicionales de radiadores trabajan con el agua de calefacción a aproximadamente 60ºC. Si hacemos pasar agua a menor temperatura y mismo caudal, la potencia calorífica que puede aportar a las habitaciones se reduce bastante.

Entonces, o bien cambiamos los radiadores por unos de baja temperatura  o suelo radiante , o bien aumentamos la temperatura de consigna de la caldera, con la consiguiente pérdida de rendimiento por no aprovechar la condensación.

radiador de baja temperatura en pared

Es interesante consultar los rendimientos de las calderas a baja y a alta temperatura, ya que cuando el rendimiento es muy bueno a alta temperatura suele ser peor a baja, y viceversa. Es decir, que aunque sean todas de condensación, algunas son mejores para trabajar en modo condensación y otras son mejores para trabajar en modo ACS.

Como es lógico, las calderas de condensación necesitan una conexión al desagüe de la vivienda, donde evacuar el vapor de agua condensado. Se recomienda compartirlo con el desagüe de lavadoras o lavavajillas, ya que la acidez de los condensados ayuda a eliminar los restos de jabón.

Si la evacuación de los productos de la combustión se realiza a través de un conducto común a varias viviendas, éste debe estar preparado para resistir la corrosión (doble pared, INOX 316, pendientes…), lo que no es habitual en edificios antiguos.

 

¿Caldera con acumulación, sí o no?

Cuando usamos una caldera mixta en modo ACS, el agua tarda un rato en salir caliente por dos motivos:

  1. El agua de la tubería hasta el punto de consumo suele estar a temperatura ambiente.
  2. Mientras la caldera enciende, que son varios segundos mientras comprueba que el tiro es correcto y modula la entrada de gas, está dejando pasar agua fría.

Para evitar este retraso, algunas calderas incorporan un microdepósito que entrega agua caliente desde el primer segundo. Pero para que la salida de agua caliente por el grifo fuera inmediata, sería necesario añadir también un sistema de recirculación (con una bomba que podemos conectar unos minutos antes de ir al baño). Este aumento de “comodidad” lo pagaremos con cierto aumento en el consumo de gas.

Un problema habitual de las viviendas con más de un baño es que, al abrir otro grifo, no sale el agua lo suficientemente caliente. Esto es porque, independientemente de la potencia de la caldera, la instalación de fontanería no está diseñada para un uso simultáneo y cae excesivamente la presión de suministro de agua caliente. Una caldera instantánea no puede entregar toda la potencia calorífica que produce cuando cae la presión.

Para evitar este problema se puede utilizar acumuladores, donde el agua se mantiene a 55-60 ºC. Mientras quede calor en el depósito, seguirá saliendo agua caliente de todos los grifos por mucho que baje la presión. Pero esto obliga a la caldera a trabajar siempre a alta temperatura, no pudiendo beneficiarse del modo de condensación, además del espacio extra que necesitas para el acumulador.

Tanto el microacumulador como el acumulador contienen agua del circuito de calefacción, y traspasan el calor al agua sanitaria a través de un intercambiador de calor, por lo que no hay que preocuparse por posibles infecciones de legionela.

 

¿Qué marca recomiendas a la hora de cambiar de caldera?

En calderas de gas, las marcas premium más conocidas son Junkers, Vaillant y Saunier-Duval, que también son conocidas por sus calentadores, y también son habituales Baxi, Ferroli, Viessmann, Sime e Intergas. Marcas más económicas serían Cointra, Ariston y Neckar.

El precio de las calderas aumenta con su potencia, su calidad y las funciones extra. Así que a igualdad de potencia y funciones, si una marca es más cara que otra, suele verse reflejado en la calidad de los materiales.

Pero no todo es la calidad de la caldera, igual de importante es el servicio post venta. Para ello lo mejor es informarse con varios instaladores locales, que tendrán experiencia con los servicios oficiales de las principales marcas.

Cada empresa instaladora suele trabajar con una única marca, por comodidad y para tener más margen al comprar a volumen. Si les preguntas por marcas, te van a decir que la que ellos montan es la mejor, esto es “parcialmente cierto” ya que si una marca da muchos problemas al instalador, se busca otra, pero eso no significa que sea la mejor.

Si no lo tienes claro, pide tres prepuestos para cambiar tu caldera, que te desglosen precio del equipo y coste de la instalación, ya que te puede interesar que una empresa te instale una caldera distinta a la que te hayan ofrecido.

Cómo regular tu calentador de agua para ahorrar energía

Para que nos llegue siempre el agua caliente con un calentador instantaneo podemos ponerlo a tope y luego mezclar con agua fría en el grifo; pero esto, como ya sabrán nuestros nergizos más espabilados, es un derroche de energía, acelera la formación de cal en las tuberías y disminuye la vida útil del aparato. Vamos a ver en unos sencillos pasos cómo graduar el calentador de agua para ahorrar energía.

junkers termostatico

Read moreCómo regular tu calentador de agua para ahorrar energía

Bicicleta eBikeMálaga Toscana: impresiones

Hace tiempo Carlos analizó en profundidad en Nergiza la bicicleta de pedaleo asistido Bolt Trek-In. He tenido la ocasión de probar otro modelo de bici eléctrica, la eBikeMálaga Toscana, y os cuento mis impresiones, completamente subjetivas porque no tengo ningún aparato con el que medir. Tener en cuenta que es la primera bici eléctrica que pruebo, por lo que algunas opiniones pueden ser exclusivas de este modelo, y otras genéricas a este tipo de bici eléctrica.

rustica roja

Read moreBicicleta eBikeMálaga Toscana: impresiones