Acristalamiento bajo emisivo y con control solar: un caso real

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

En Nergiza hemos dicho trillones de veces eso de que “el sistema de calefacción y refrigeración más eficiente es el aislamiento térmico”, y esto incluye la selección un acristalamiento y carpintería adecuados para nuestra vivienda. En este post veremos que quiere decir que un vidrio es “bajo emisivo” o que tiene “control solar”, además de analizar un caso real interesante.

Ventana doble nergizo


 

Acristalamiento bajo emisivo

Este tipo de vidrios evitan que perdamos parte del calor generado por nuestros sistemas de calefacción y cargas internas de la vivienda, por lo tanto son una ventaja sobre todo en invierno.

Los vidrios bajo emisivos tienen cierto contenido de plata y otros óxidos metálicos para conseguir el efecto mencionado.

Es cierto que evitar que perdamos calor del interior de la vivienda puede llegar a ser incluso contraproducente en verano, en momentos donde la temperatura exterior es inferior a la interior pero hace calor dentro de casa podría interesar perder algo del mismo a través de los cristales. Esto puede parecer una desventaja importante pero la verdad es que no es crítico, esta situación se da en pocas ocasiones y cuando es así no hay más que abrir las ventajas o que nuestro sistema VMC cambie a modo free-cooling.

 

Acristalamiento con control solar

De forma inversa a los vidrios bajo emisivos, los acristalamientos con control solar evitan que entre parte de la radiación solar exterior.

¿Cómo consiguen esto? Estos cristales contienen láminas metálicas muy finas que reflejan algunas longitudes de onda.

Control solar
 

Un caso real

Para ver la importancia del tipo de vidrio vamos a ver un caso real interesante.

A través del servicio de cálculo de cargas térmicas Fulgencio me pidió calcular la potencia calorífica y frigorífica necesaria para su vivienda unifamiliar que estaba construyendo en Murcia.

La mayoría de las ventanas estaban proyectadas con un vidrio 4-16-4 (4mm vidrio, 16mm aire, 4mm vidrio) con las siguientes características:

Vidrio 4-16-4

En un primer cálculo la carga térmica de calefacción encajaba bastante con los parámetros habituales, pero en refrigeración la potencia era bastante alta:

  • Calefacción: 3,9kW (31W/m2)
  • Refrigeración: 9,2kW (75W/m2)

Vamos a dejar de lado si la vivienda cumplía o no cumplía normativa, eso ya es cosa del “arquitecto”, aquí vamos a centrarnos en seleccionar un equipo adecuado y en minimizar el consumo.

Animé a Fulgencio a cambiar ese acristalamiento por uno con control solar, el instalador le propuso uno también 4-16-4 pero cambiando uno de los cristales de 4mm por uno con mejores características. Resultando el conjunto:

4-16-4 control solar

Es importante darse cuenta de la gran diferencia en los parámetros marcados tan solo cambiando uno de los cristales de 4mm por otro con el mismo espesor pero diferentes características. Esta es la definición del fabricante del cristal de la segunda propuesta:

En los edificios residenciales con grandes ventanales orientados al sur, o en los edificios comerciales con fachadas acristaladas, es preciso  controlar la radiación solar para evitar el sobrecalentamiento. El Energy N cuenta también con un color neutro y un alto nivel de aislamiento térmico (Ug = 1.0 W/m².K), al tiempo que presenta una elevada transmisión de luz (TL = 73%) y una baja reflexión luminosa (BR = 12%). El Energy N es perfectamente adecuado para mantener el exceso de energía solar en el exterior (FS = 41%), de modo que los usuarios puedan disfrutar cómodamente de los días de sol y ahorrar en los costes de aire acondicionado.

Si necesitas que te ayude con tu caso particular, puedes usar el servicio de consulta PRO para enviarme tu duda junto con toda la información necesaria (planos, presupuestos recibidos, etc.) y te responderé en un plazo de 2 días.

6 comentarios en “Acristalamiento bajo emisivo y con control solar: un caso real”

  1. Sino te he malinterpretado, es artículo tiene mucho calado tanto para los que se quieran construir una casa como para los que vayan a reformar una preexistente.

    Perdona si hago preguntas y comentarios propios de un Fulgencio principiante, que es lo que soy en este tema.

    Supongo que las necesidades citadas para la climatización, se refieren a W térmicos. ¿Cierto?

    Si ni he entendido mal, las cargas térmicas achacables a la calefacción se reducen alrededor de un 15%, pero las atribuibles a la Refrigeración lo hacen alrededor de un fenomenal ¡36% !!!

    Y ello repercute en la misma proporción tanto en el tamaño del aparato para la Aerotermia a instalar como en los consumos eléctricos correspondientes y en la potencia eléctrica a contratar… ¿Cierto?

    A cambio de estas colosales ventajas disfrutables “de por vida”, sólo:

    • hay que encargar unos cristales en lugar de otros ¿cual es el incremento porcentual de precios?,
    • perder un 11% de luz,
    • perder un insignificante 2% en la reproducción de los colores,
    • pagar este servicio de cargas térmicas,
    • ¿sufrirá o disfrutará de un cambio estético desde el exterior del edificio?

    Responder
    • Hola Juanpa

      Sí, son vatios térmicos.

      Exacto, esta “rebaja” de demanda térmica pico (potencia del equipo) también lleva asociada una disminución de la demanda anual de energía de la vivienda.

      No sabría decirte el incremento de precio entre un acristalamiento y otro, pero no creo que sea muy acusado.

      En cuanto a lo del 2% de reproducción cromática, no creo que sea apreciable por el ojo humano la verdad, supongo que será debido a las láminas metálicas que tiene el cristal.

      Tampoco creo que sea apreciable estéticamente desde el exterior, quizás algo más de reflexión, desde mi punto de vista sería más una ganancia estética que una pérdida.

      Responder
      • Hola Carlos:

        Totalmente de acuerdo. Lo que pretendía con mi listado de “inconvenientes” teóricos (salvo el último) era enfatizar lo ridículo de sus montos comparandolos con el “eterno” disfrute de su implementación.

        Intuitivamente hay una cosa que no me cuadra ¿Como es posible que se gane simultáneamente tanto en Verano como en Invierno, aunque en porcentajes distintos?

        Otra pregunta, en una fachada orientada al SO y totalmente protegida con toldos ¿el Control Solar nos daría alguna ventaja? ¿Perderíamos mucho en Invierno, con los toldos enrrollados?

        Responder
        • La mayor parte del ahorro se produce en verano debido al control solar, aunque entiendo que esta característica también modifica el aislamiento térmico que nos pueda proporcionar el vidrio en invierno, aunque en menor medida.

          Si la ventana está 100% sombreada la mejora no va a ser muy notable, aunque siempre evitará cierta radiación indirecta.

          Responder

Deja un comentario

Los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Carlos Gutiérrez (Nergiza) como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales solicitados es gestionar los comentarios que realizas en este blog y/o suscribirte a los mismos. Legitimación: Consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Cubenode (proveedor de hosting de Nergiza) dentro de la UE. Política de privacidad de Cubenode. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en carlos@nergiza.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar información adicional sobre Protección de Datos en: https://nergiza.com, así como consultar mi política de privacidad.