Hipocausto: El suelo radiante con más de 2000 años

4

Parece que durante los últimos años la tendencia general en las instalaciones de calefacción es el suelo radiante, aunque lo que mucha gente no sabe es que tiene su predecesor en el Hipocausto, un sistema de calefacción inventado por el ingeniero romano Cayo Sergio Orata en el siglo I a.C.

Recientemente ha llegado a nuestros oídos una noticia (no hay versión online) sobre la Villa Romana de Toralla, donde se ha encontrado un Hipocausto como sistema de calefacción. Por ello, hemos decidido explicar en esta entrada su funcionamiento.

hipocausto esquema

El término hipocausto viene de la unión de dos palabras, “hipo”=”por debajo de” y “causto”=”quemado”, así que ya nos podemos ir haciendo una idea de en que se basa el invento.

El principio de funcionamiento del sistema es sencillo, como elemento de generación de energía térmica se utilizaba un horno de leña, para distribuir el calor se hacían pasar los humos por un “falso suelo” elevado con pequeños pilares (40-60cm) formados por pilas de ladrillos.

Ebook factura luz 2

Posteriormente, estos humos eran conducidos a través de huecos practicados en el interior de las paredes hasta la parte alta del edificio donde se evacuaban al exterior.

De esta forma se conseguía aumentar la temperatura del suelo y las paredes transmitiendo el calor al aire interior mediante convección y radiación. Otra de las funciones del Hipocausto era calentar el agua de los baños calientes mediante la conducción el calor a través del suelo.

hipocausto

Las altas temperaturas que alcanzan los humos del horno hacían que el suelo llegase en ocasiones a superar los 50ºC obligando a usar sandalias a los bañistas. De esta forma se superaban ampliamente los 29ºC que indica la reglamentación como temperatura máxima para el suelo en sistemas de suelo radiante, por lo tanto imaginamos que los problemas circulatorios en las piernas en aquella época serían bastante habituales 🙂

Más tarde, en la edad media, este sistema se siguió utilizando pasándose a llamar Gloria (de ahí viene la expresión “estar en la gloria”), aunque su nombre fuese otro, el principio de funcionamiento era prácticamente el mismo que el Hipocausto. 

hipocausto 2

Como curiosidad podemos decir que en Alemania se encontró el esqueleto de un perro en un hipocausto, parece ser que el pobre animal se metió en el subsuelo buscando calor y terminó intoxicado por los gases. Parece ser que no tenían muy bien implantada la prevención de riesgos laborales en aquella época.

4 Comentarios

  1. si alguien quiere ver un hipocausto, existe uno en la ciudad romana de complutum, situada en alcalá de enares.

    Thumb up 5 Thumb down 0

  2. tampoco se puede pensar que se paso del Hipocausto al suelo radiante de la actualidad, en españa hay muchas casas donde la salida de humo de la cocina de carbón hace un recorrido un recorrido por el suelo calentándolo.

    prácticamente es la misma idea, calentar el suelo para calentar el espacio abitado.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  3. hola

    mi pregunta es ¿cuanta potencia se necesitaria contratar para que funcione el suelo radiante en una instalación en monofasico?

    gracias,un saludo

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • hola angela.

      la misma que en trifásico, 1kW monofásico da la misma potencia térmica que 1kW en trifásico. otro tema es el tipo de conexionado que tenga tu suelo, que puede estar pensado para conectar a trifásica y necesites una modificación si tienes monofásica.

      un saludo

      Thumb up 0 Thumb down 1

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here